¿Necesitamos un Ministerio de Tecnología?

La pregunta cae simpática, y la apertura al debate es bienvenida. Respondamos con otra pregunta: ¿Qué estrategia tecnológica necesitamos?

¿Argentina debe tener un Ministerio de Tecnología (y ya no uno de Ciencia y Tecnología)? Claro que no lo se, pero no dejo de preguntármelo.

La ciencia, la tecnología, y la innovación existen una gracias a las otras. Pero hoy en día, ¿no ocurre lo mismo con la educación, la infraestructura, las finanzas, las comunicaciones, la producción, la modernización? ¿No es necesaria una estrategia tecnológica que se defina en relación a todas estas otras esferas, pero a su vez de manera independiente de la estrategia en ciencias?

En otras palabras, ¿en qué medida hoy las políticas del gobierno en la ciencia y en la tecnología deben compartir recursos para obtener mejores resultados? Parece ser un asunto en el que por el momento nadie se puso a pensar seriamente y a compartir sus conclusiones.

"Implicaría un reconocimiento a nivel estatal de que la Argentina toma el tema con importancia", me comentó al respecto un empresario de la industria del Software. Sin duda sería auspicioso para este sector, con fuerte crecimiento desde hace un par de décadas y que requiere articulación con el gobierno para lograr mejores resultados: impulsar el posicionamiento en el mercado mundial, incentivar el estudio de carreras afines para cubrir puestos de trabajo faltantes y generar nuevos mecanismos para la obtención de créditos, entre otros.

También consulté en la academia, y la idea parecería positiva. Aunque advierten: "Si solo representa intereses sectoriales va a ser una cagada". Una cartera para Tecnología podría ocuparse del problema de la investigación aplicada para pymes y el desarrollo de las industrias del conocimiento, entre otras cosas. "Hay que salir de la lógica corporativa. Me pregunto cuándo va a haber una política tecnológica que sea realmente pública".

"La mejor gestión de las TICs del mundo para mi es la de Estonia, y no tienen un Ministerio TIC, sino uno de Economía y Comunicaciones", me dijo otro importante referente tecnológico. "Lo cual tiene sentido, pues para ellos las TICs son una palanca para el desarrollo económico y en especial exportan TICs".

También desde el gobierno se aventuraron a opinar sobre un posible nuevo ministerio tecnológico: "Debería definir las políticas públicas en materia de fomento a la innovación, emprendedores, telecomunicaciones e industria tecnológica, incluyendo tecnologías de la información, biotecnología, nanotecnología, tecnología satelital, energías renovables y otras formas de desarrollo de la innovación".

La pregunta por el Ministerio tecnológico sin dudas cae simpática, y la apertura al debate es bienvenida. ¿Necesitamos un Ministerio de Tecnología? Mejor respondamos con otra pregunta: ¿Qué estrategia tecnológica necesitamos?

Lo dejo en palabras de un respetado académico, luego de que le compartí mi inquietud: "Primero deberíamos decidir qué cuernos queremos con las TICs, y luego ver si eso requiere de un Ministerio... Hasta el momento no me queda claro lo primero, por lo cual no puedo contestar lo segundo...".

(*) Darío Drucaroff: Director de CanalAR y Argenieros


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores