El “cerebro digital” está de cumpleaños

La opinión de Maximiliano Quijada, Product Manager de Samsung Electronics Chile

Este 15 de noviembre se conmemora el aniversario número 46 del llamado “cerebro digital”. En 1971 fue presentado el primer microprocesador de la historia para darle vida a una calculadora, pero este hito marcó el inicio de lo que se conoce hoy como la computación portátil y de todos los otros dispositivos digitales que vinieron después a facilitar nuestra vida.

Aunque la mayoría de las personas nunca ha visto un microprocesador de cerca, sin la existencia de esto no podríamos haber vivido durante estas décadas el desarrollo de Smartphones, dispositivos 2 en 1, tablets o relojes inteligentes. Todos, equipos que actualmente nos acompañan en nuestra rutina diaria.

Prueba de ello es la venta que se genera de todos estos dispositivos. Sin ir más lejos, la consultora IDC en su estudio de dispositivos móviles publicado en Febrero de este año estima que el mercado de dispositivos tecnológicos en general será de alrededor de 11 millones en Chile, considerando smartphones, PC, tablet y wearables.

Una de las claves para que los microprocesadores se masificaran, y llegaran a hoy estando en millones de dispositivos, corresponde a la búsqueda de fabricantes del medio por cumplir la Ley de Moore, creada por Gordon Moore. Esta ley determina que cada dos años los avances tecnológicos hacen posible fabricar cerebros digitales más pequeños y de mayor rendimiento, en un menor espacio físico. Por eso contamos con dispositivos cada vez más delgados y livianos, pero más poderosos.

Grandes avances han ido por el lado de la computación, en donde los dispositivos han disminuido sus tamaños y aumentado su potencia considerablemente. Operaciones que años atrás se necesitaban horas o días, hoy se pueden desarrollar en un par de segundos.

Esto queda demostrado por ejemplo en la categoría de los 2 en 1. Hablamos de computadores portátiles de alto rendimiento, pero que además funcionan como tablets. Este tipo de equipos entregan a los usuarios potencia, portabilidad y productividad y no existirían sin el desarrollo del llamado cerebro digital, haciendo tareas más complejas en el trabajo móvil. Un ejemplo son los computadores 2 en 1 Galaxy Book, que al contar con procesadores Intel Core de séptima generación y con Windows 10, nos muestran como los PC hoy pueden ser de un tamaño más acotado, pesar sólo 754 gramos, con batería de hasta 10 horas y contar con mayor rendimiento.

Sin lugar a dudas el microprocesador ha traído consigo importantes avances para el mundo tecnológico y hasta el momento la promesa es que esto siga adelante con más usos a futuro, permitiendo que muchos de los objetos que son realmente útiles en nuestras tareas diarias sean más y más eficientes cada vez.

(*) Maximiliano Quijada: Product Manager de Samsung Electronics Chile


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores