Google construirá un cable submarino entre Chile y California

"Es el primer cable submarino que llega a Chile en aproximadamente 20 años y, una vez instalado, será una de las autopistas de datos más grandes del país"

Google anunció que construirá su propio cable submarino que conectará Chile y California, como parte de una expansión de su negocio cloud a nuevas regiones.

El cable se llamará Curie, en honor a la famosa científica Marie Curie, y permitirá impulsar los servicios de Google en toda América Latina para competir con la nube de Microsoft y Amazon.



"Hoy estamos anunciando un paso muy importante en esta infraestructura donde Google se convierte en la primera compañía tecnológica que –sin ser especializada en telecomunicaciones– invierte en el desarrollo de un cable submarino internacional totalmente privado.", destacó el gigante tecnológico en un comunicado.

El primero en 20 años

Similar a los que llegan a la costa de Las Toninas en la Argentina, el cable recorrerá el lecho marino desde Los Ángeles con Valparaíso, para luego conectarse directamente a los datacenter de Google en Santiago de Chile.

En este sentido, Google destacó que el cable será "excepcional", ya que es "el primer cable submarino que llega a Chile en aproximadamente 20 años y, una vez instalado, será "una de las autopistas de datos más grandes del país".

¿Por qué Chile?

Google eligió instalar a Curie en Latinoamérica porque si bien la región tiene una alta penetración de internet, explica que "no está servida de forma óptima por las conexiones de datos internacionales existentes".

"Esto significa una increíble oportunidad para que Google Cloud Platform, a través de esta nueva infraestructura, pueda servir a nuevos negocios y para que Google pueda continuar avanzando en su meta de largo plazo de llegar al ‘los próximos mil millones’ de usuarios de internet", destacó.

Además, destacó que el cable de datos privado le dará una mayor "flexibilidad" a la hora de tomar decisiones sobre el enrutamiento de datos para optimizar la latencia del servicio "y velar por los intereses de los usuarios" de Google y de los clientes de su nube.

"Al construir este tipo de infraestructura privada se reduce el número de partes involucradas, simplificando el proceso de instalación y reduciendo el tiempo para que el cable esté listo y funcional. A nivel global, este tipo de conexión también nos permite planificar nuevas regiones para Google Cloud Platform", concluyó.


Más información: www.google.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores