TIC: Oportunidades 4.0

La opinión de Hector Alcar, Presidente de la Asociación Civil Tecnológica del Sur

A lo largo de la historia de la humanidad, el “Hombre” ha cambiado sus costumbres y formas de vida como consecuencia de la aparición de algún “fenómeno” que dio origen a una nueva ERA en la Sociedad. Tal es el caso de la aparición de la máquina de vapor en el siglo XIX, que provoco cambios muy grandes y marcó el inicio de la era industrial.

En las últimas dos décadas del siglo XX, nuevamente han aparecido fenómenos que han modificado el escenario social en distintas áreas y en algunas costumbres afianzadas en el hombre. Fenómenos tales como la globalización y la aparición de las TIC, Tecnologías de la información y Comunicación, han sentado fuertes bases para que se fomente un desarrollo social caracterizado por la capacidad de sus miembros (ciudadanos, empresas, organismos y administración pública) para obtener y compartir información instantáneamente, desde cualquier lugar y en la forma en que se prefiera. Este estadio es llamado por muchos autores “Sociedad de la Información y el Conocimiento” (SIC).

Si bien el “Hombre” ha creado mucha “tecnología” a lo largo de su historia, el desarrollo exponencial de las mismas a partir de las TIC ha cimentado un escenario completamente distinto, que genera cambios en nuestras costumbres y oportunidades, pocas veces vistas.

Si tomamos algunas de las tecnologías utilizadas por el hombre en los últimos cien años, veremos que el desarrollo de la misma en los últimos veinte años fue exponencial.

Si observamos la línea de tiempo del teléfono, a modo de ejemplo, vamos a observar que fue creado en el año 1876 y desde allí su tecnología ha variado muy lentamente hasta las últimas décadas del siglo XX, donde pasamos de un teléfono fijo hacia una tecnología móvil, y allí no solo se desarrolló la tecnología enormemente sino también se modificaron las costumbres en la sociedad. Lo mismo ocurrió con cualquiera de las tecnologías que usamos: cámaras de fotos, televisores, música, desarrollos de software, etc.

El impacto que generó la aparición de Internet en nuestras vidas es digno de dedicarle un capítulo completo al tema y lo haré en otro momento, pero es indudable que ha ocurrido y fue la tecnología que más cambios provocó en nuestras costumbres. Hoy se estudia a distancia, ya no existen los límites en la comunicación, se escucha la radio online, se mira cine, series o televisión en el momento que uno guste, etc.

No debemos dejar de estar atentos a que, frente a este avance tecnológico y el impacto social que dicho avance provoca en nuestras costumbres, debemos prestar atención a que, como sociedad, debemos ser más “responsables”.

Ahora, desde mi punto de vista, todos los cambios que las TIC han y continúan ocasionando en las costumbres y modalidades de nuestra sociedad, generan, indudablemente, oportunidades de desarrollo, tanto académico como profesional, principalmente para los jóvenes.

Entre las oportunidades que considero importantes, fundamentalmente para los jóvenes, puedo citar:

  • Las TIC y las oportunidades en el desarrollo educativo.
  • Las TIC y las oportunidades en el desarrollo profesional
  • Las TIC y el emprededurismo.
  • Las TIC y el desarrollo en las PyMEs.

Cada uno de estos ítems es un título de una nota en sí mismo y merecen un apartado especial, cosa que haremos de aquí en más.

El tema “emprendedurismo” es una realidad apasionante. Como titular de una incubadora de emprendedores, llamada “Sur Emprende”, www.tecnologicadelsur.org.ar, trabajamos fuertemente en el desarrollo de la cultura emprendedora de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Recorremos las escuelas secundarias de nuestra zona llevando este mensaje de oportunidad. Hemos brindado más de 130 conferencias en establecimientos educativos de distintos niveles.

En los tiempos que corren, ser “emprendedor” significa creer en uno mismo. Implica tener una actitud positiva e iniciativa para crear, reinventar y lanzar proyectos. Es además querer ser proactivo ante los retos y problemas que van apareciendo en el día a día. Es querer innovar y plantear nuevas formas de ver y entender las cosas. Los valores asociados a emprender van en la línea de construir y creer en un futuro mejor. Trabajo, esfuerzo, compromiso y dedicación son la esencia de los nuevos emprendedores.

Ventajas, desventajas, problemas y oportunidades que el uso y el estudio de las nuevas tecnologías le proporcionan a la nueva generación de estudiantes. Además, la situación argentina se encuentra en un efectivo e incremental entorno tecnológico que se muestra como una plataforma formidable e irrepetible para el éxito de nuevos emprendimientos.
En las sucesivas notas encararé con más profundidad cada uno de estos temas y nuevos ítems que permitirá clarificar y afianzar nuestra visión, donde afirmamos que existen excelentes oportunidades de desarrollo en nuestro país.

(*) Hector Alcar: Presidente de la Asociación Civil Tecnológica del Sur


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores