La semana que viene comienza PulsoIT. ¿Cómo está el sector mayorista IT?

Este año las notas las dan la recesión, la inflación, un golpe a la cadena de pagos y altas tasas de interés. Optimismo para 2019

La próxima será una semana muy importante para la cadena de distribución del mercado tecnológico argentino, ya que tendrá lugar la segunda edición de la Expo PulsoIT, organizada en Costa Salguero por la Cámara Argentina de Distribuidores y Mayoristas de Informática (CADMIPyA).

El año pasado el evento fue celebrado por casi 5.000 asistentes, con 61 stands de fabricantes y conferencias y paneles. Este año habrá más conferencias, una agenda online para realizar reuniones de negocios, y la participación especial de otras cámaras, como la CESSI, la CACE, y CAISIT.

Si en 2017 el evento tuvo como contexto económico la quita de los aranceles a la importación de productos IT y la eliminación del grueso de las restricciones al ingreso de mercadería, este año las notas las dan la recesión, la inflación, un golpe a la cadena de pagos y altas tasas de interés.

Otro medio vaso

"En los últimos meses se ha sufrido una caída importante de la demanda de productos de consumo masivo, de tickets altos principalmente. Esto provocó que tras la devaluación del dólar estadounidense el canal mayorista tuviera varios meses de ventas en inventario", explicó a CanalAR Juan José Noguera, CEO del mayorista Distecna.

"La natural competencia del libre mercado ha provocado un deterioro de los márgenes de contribución en todos los eslabones de la cadena de distribución (fabricantes, mayoristas y minoristas). Se han dado casos de márgenes negativos en varias categorías. Por otro lado, en el segmento corporativo y el sector público la caída no fue tan importante, y al tratarse de proyectos con aprovisionamiento bajo demanda los márgenes se mantienen cercanos a los promedios de los últimos 30 meses".

"Cómo siempre intento analizar, existe otro medio vaso lleno, dónde hay muchas oportunidades de negocio a pesar de la macro. Economías regionales, empresas exportadoras, agropecuarias, vitivinícolas, entre otras, están de parabienes. A su vez, algunas tecnologías también muestran crecimiento en la demanda. Nuevos modelos de comercialización también permiten viabilizar proyectos que algunas empresas habían congelado hasta nuevo aviso", continuó el CEO.

Podríamos reiniciar un camino de crecimiento

"La situación es muy compleja. Es muy difícil trabajar en estas condiciones". CanalAR dialogó con Guillermo Cornejo, Presidente del mayorista Corcisa. "Creo que el año se nos va sin pena ni gloria. En la medida que no bajen las tasas (y no van a bajar, porque si bajan, sube el tipo de cambio) no va a haber reactivación ni negocios".

"La situación de los mayoristas y distribuidores no es muy distinta a lo que está ocurriendo a nivel general en la mayoría de las actividades económicas del país. Hay disminución del volumen de ventas, complicaciones en la cadena de pagos y sobrestocks en algunas líneas de producto", coiincidió Alejandro Boggio, gerente general de Microglobal.

"Si el tipo de cambio se estabiliza y las tasas de interés van paulatinamente bajando, puede comenzar a verse un movimiento positivo en todo el mercado. Muy competitivo, pero con mayor volumen de negocios", agregó Boggio, también vicepresidente de CadmiPyA, con ganas de optimismo. "Si se cumplen los pronósticos de mejora en la actividad (caída de la inflación, estabilidad cambiaria y baja de tasas de interés) podríamos reiniciar un camino de crecimiento, ya que la necesidad de recambio tecnológico existe y creo que además es indispensable para lograr mejoras en la productividad de todos los sectores".

Argentina te dá sorpresas permanentemente

Las reglas en este mercado cambian cada año, pero los distribuidores ya están acostrumbrados. ¿Cómo será el 2019? "Difícil pronosticar... año de elecciones... Trato de ser optimista y pienso, después de un año tan malo como este, debería sucederle uno mejor. ¿No?", opinó Cornejo.

Para Noguera, la clave hoy es encontrar espacios, diferenciarse, mejorar la productividad y tener un nuevo approach al trabajo. "Es difícil prever y planificar un 2019. Nuestra manera de hacerlo es definir tres escenarios conservadores (pesimista, promedio y optimista) y seguir la evolución del mercado, tratando de anticiparnos para estar preparados a una nueva etapa de crecimiento".

"Por otro lado las campañas políticas en vista a las elecciones de octubre pueden generar inestabilidad en el ambiente de negocios", agregó Boggio. "Pero hay que esperar; la Argentina te dá sorpresas permanentemente".

(*) Darío Drucaroff: Director de CanalAR y Argenieros


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores