Los empresarios de la industria del software se declararon en estado de alerta

Aníbal Carmona, presidente de CESSI, calificó como un "impuesto a la inteligencia" las nuevas retenciones que se aplicarán a la exportación de la Industria de Software

La Cámara de la Industria del Software (CESSI) recibió con "enorme desconcierto" la aplicación de retenciones a la exportación de la Industria de Software a partir del 1° de enero de 2019, "una medida negativa para la industria debido al desaliento que produce en el sector". Asimismo, la cámara lamentó también la eliminación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (ver también La industria del software recibe con "impotencia y dolor" la eliminación del MinCyT).

"Creemos que es un gran retroceso aplicar este tipo de instrumento fiscal a una industria que demostró la creación de empleo de calidad (9 de cada 10 trabajadores registrados, y con salarios 38% superiores a la media) al 9% de crecimiento anual promedio en los últimos 15 años", aseguró la cámara a través de un nuevo comunicado emitido ayer martes 4 de septiembre.

Tan solo un día antes, el pasado lunes 3 de septiembre, la CESSI se había expresado sobre la eliminación del ministerio: "Tenemos la esperanza de que sea solamente una medida de carácter transitorio y que prontamente la CIENCIA, LA TECNOLOGÍA y LA INNOVACIÓN PRODUCTIVA vuelvan a tener el rango institucional y los recursos presupuestarios que merece el desarrollo y el futuro de nuestra Nación".

Se derrumban las expectativas

Por otra parte, el pasado 31 de agosto la cámara llevó a cabo el encuentro empresario de empresas de Software y Servicios Informáticos en las instalaciones de la Universidad de Palermo. Allí, se abordó la situación económica y financiera actual, y la reciente medición de la caída de expectativas de la actividad por parte del Observatorio Permanente del Software y Servicios Informáticos (OPSSI).

Según comunicó CESSI, el reciente informe del OPSSI refleja que las expectativas del crecimiento actual de las exportaciones cayeron un 45,5%, y las expectativas del empleo un 36%. Respecto de las mediciones realizadas a comienzos de año, las expectativas respecto del crecimiento de exportaciones pasaron del 15,8 al 7,6%, y respecto del empleo de 13,6 al 8.7%.

El mismo estudio, indica que el volumen total de ventas esperado para el 2018 respecto del 2017 pasó del 5% de crecimiento anual neto de inflación, a una caída mayor al 10%.

Estado de alerta

"Las empresas de la industria que participaron del encuentro realizaron de forma unánime el pedido para que se modifique cuanto antes las condiciones financieras actuales que hacen inviable la actividad productiva, debido al alargamiento en la cadena de pagos y en muchos casos el corte de la misma, y la imperiosa necesidad de poder acceder a créditos a tasas productivas para obtener capital de trabajo", dice el nuevo comunicado de CESSI.

"Los empresarios de la industria del software se declararon en estado de alerta y acordaron junto a la comisión directiva de CESSI, varias iniciativas asociativas y de seguimiento semanal para ayudar aquellas empresas que ingresen en situación de crisis aguda, por la retracción del mercado interno, desde donde el 93% de las aproximadamente 5.000 empresas del sector obtiene el 80% de su facturación".

Durante el encuentro también se acordó el pedido unánime para el urgente tratamiento y aprobación de las iniciativas parlamentarias existentes para la prórroga de la actual Ley de Promoción del Software.

Un impuesto a la inteligencia

En relación a las nuevas medidas impositivas, Aníbal Carmona, Presidente de CESSI, opinó que se trata de "un impuesto a la inteligencia", según publicó Lanacion.com.

Según Carmona, el sector "entiende lo que está pasando; hay una crisis muy aguda, pero lo último que hay que hacer es hipotecar el futuro. Si el valor agregado es igual al comoditie estamos en mal camino; coincidimos con (Mauricio) Macri en que es una medida malísima".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores