¿Por qué se venderán 2.000.000 de tablets en Argentina?

A contramano de la tendencia global, el sector espera cerrar el año con ventas récord de tablets en el país. La quita de aranceles y las compras del gobierno, algunas claves

La venta de tablets está cayendo en todo el mundo menos en Argentina, donde se esperan ventas récord de dos millones de tablets en 2017.

Jorge Scaramuzzo, gerente de Canales de Exo

Según la Cámara Argentina de Multimedia, Ofimática, Comunicaciones y Afines (Camoca), el país alcanzará un nuevo récord de ventas como resultado del boom de las tablets importadas y las compras del gobierno, citan desde el medio InfoTechnology.

Durante la primera mitad del año, la importación de tablets –el 93% de China– creció un 75% respecto al mismo período del año anterior: de 445 mil equipos pasó a 772 mil.

Un boom sólo en Argentina

En sintonía, el analista de IDC Sebastián Novoa asegura que entraron otras 600 mil tablets entre julio y agosto, y que e año cerrará con 2 millones de equipos vendidos. Desde la Camoca, dicen que serán 1,8 millones, un 25% más que el 2016.

El boom va completamente a contramano de la tendencia global, donde las tablets clásicas tipo pizarra siguen en caída libre, a medida que los usuarios van haciendo una lenta transición a las portátiles convertibles.

"El mercado de tabletas se ha convertido esencialmente en una carrera para ver si la creciente categoría de productos desmontables puede crecer lo suficientemente rápido como para compensar la erosión a largo plazo del mercado de las más tradicionales", dijo Linn Huang, director de investigación de Devices & Displays en IDC (ver también: Las desmontables no salvaron a las tablets).

¿Por qué el récord?

Entonces, ¿cómo se explica el récord argentino? Una de las claves es la caída de los precios como fruto de la quita de aranceles a las importaciones que implementó el gobierno este año, y que exime a las importadoras del impuesto del 35%, más 21% de IVA y 20,48 de impuestos internos.

El impacto de la medida en los precios desencadenó una "catarata" de equipos económicos de entre 1.000 y 1.800 pesos, en su mayoría de siete pulgadas, convirtiéndolas en el nuevo regalo para hacerle a los chicos.

"Es más barata una tablet, que se consigue desde los $ 1.000, que un juguete, –comentó Jorge Scaramuzzo, gerente de Canales de Exo, a InfoTechnology– y el precio bajó 50% en los últimos 18 meses".

Por otro lado, el gobierno sigue con la compra masiva de tablets como parte de su programa +Simple, que ya sorteó más de 100 mil tablets entre los jubilados y pensionados mayores de 60 años. A esto se suma la compra de 45 mil tablets para jubilados por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y otras 100 mil por parte de San Luis, con el mismo fin (ver también: +Simple llegó a Salta con tablets gratuitas para jubilados).


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores