Si tu hijo o hija usa TikTok y recibió el hashtag #OSOSMADUROS, debés leer esto

Escribe Gabriel Zurdo, CEO de BTR Consulting

El papá de un nene de 10 años muy preocupado y alarmado nos consultó ya que su hijo recibió "sobre impreso" en varios videos de TikTok un link en donde se exponían imágenes de desnudez de personas mayores y/o adultos manteniendo relaciones sexuales. Seguidamente nos preguntaron sobre etiquetas y recomendaciones, siempre dentro de TikTok, que indicaban a menores efectuar búsquedas de imágenes en Google, escribiendo: “OSOSMADUROS”.

Observamos continuamente que esta tendencia crece y que en muchos casos se trata de sugerencias automáticas de TikTok, elaboradas a partir de algoritmos que identifican los videos que demandan repetidamente los chicos, en otros, la mecánica del engaño implica desafíos virales entre supuestos menores o contactos directos de usuarios desconocidos. La realidad es que estas situaciones se repiten a diario por miles.

Las redes sociales como TikTok han ganado gran popularidad y usuarios en tiempo de cuarentena debido al brote de Coronavirus, donde las personas tienen más tiempo de explorar la social media, para “matar el tiempo” y conectarse con otras personas. Además, puedes seguir a muchos TikTokers famosos que son parte de esta red social. Sin embargo, también se ha convertido en una App utilizada por acosadores y pedófilos.

Es la aplicación de moda en todo el mundo, con más de 800 millones de usuarios. TikTok es una red en la que niños y adolescentes tienen su propio espacio, sin intromisiones ni supervisión parental, ya que no la comparten con sus padres.

Además, es la aplicación china que ocupó el cuarto lugar entre las más descargadas durante 2019 y que fue multada con casi 6 millones de dólares por recopilar datos de niños y por ser un terreno fértil para el abuso de menores, ya que no cuenta con ningún tipo de control parental. Esta multa fue récord como la sanción económica más elevada por un caso de afectación de la privacidad de menores.

Los pederastas saben que ahí tienen una forma sencilla y rápida de contactarlos. Hemos visto casos en los que algunos se hacen pasar por menores, los contactan, les dicen que les gustan los vídeos en los que salen cantando o bailando, les piden más... A veces esos vídeos inocentes de niñas bailando en bikini ya han aparecido en Deep y Dark Web.

Plataformas como Twitter, Facebook e Instagram, en las que aún crece este tipo de comportamiento y contenidos agresivos para los chicos, informan cada semana de todos los incidentes de este tipo al Centro Nacional para Niñas Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos (y esto lo envía luego, dependiendo de su origen, a policías de todo el mundo).

Contrariamente, TikTok (que depende del Gobierno de China) no suministra este tipo de información sobre posibles actividades pedófilas.

Es el deber de los padres explicar que hay adultos que se hacen pasar por niños o niñas para engañarlos y conseguir fotos o videos suyos en actitudes comprometidas que luego pueden servir para chantajearlos. Ser populares, tener seguidores y “likes" está de moda y este es un comportamiento esperado hablando digitalmente, pero conlleva peligro.

Los padres deben estar pendientes: ¿tenés un nuevo seguidor?, ¿no sabemos quién es?. Quizás, nunca mejor dicho: debemos “ponerlo en cuarentena”. Veamos cómo escribe sus mensajes, si juega con dobles sentidos, con indirectas.

Es en extremo importante, recordar la supervisión parental del material que utilizan los niños diariamente en Internet, como también mantener el dialogo y la confianza, para que los niños cuenten cuando algo les está incomodando o acosando.

(*) Gabriel Zurdo: CEO de BTR Consulting


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores