Transformación digital: el agro también apuesta a la digitalización

Escribe Guilherme Pereira, Head de Marketing y Planeamiento Estratégico de Orbia

Argentina es uno de los principales jugadores en el agro Latinoamericano desde hace cientos de años y cada vez son más las iniciativas y proyectos que se están implementando para repotenciar el mercado nacional. En este sentido, el agro está presentando nuevos jugadores que encuentran en la transformación digital una verdadera oportunidad para el desarrollo sostenible y eficiente del sector.

Hoy, la nueva agricultura digital se nutre estratégicamente del Big Data, una herramienta que suma valor agregado gracias a la recopilación y el análisis de la información que permite a los productores tomar mejores decisiones.

En los últimos meses se dieron a conocer distintas inversiones que buscan impulsar el desarrollo del agro a través de la implementación de la tecnología. Un ejemplo es el caso del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que le asignó al Ministerio de Agricultura de la Nación 550 millones de dólares destinados a fortalecer y expandir emprendimientos de base tecnológica vinculados al sector agropecuario. Estos fondos también tienen como objetivo fomentar la digitalización del organismo y la formación de recursos humanos en línea con el agregado de valor y la agricultura climáticamente inteligente.

Así como la digitalización del agro en el área productiva y de siembra crece aceleradamente, la digitalización en lo que respecta a la comercialización también está creciendo.

De acuerdo a un informe realizado por la CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico) en 2021, durante el año pasado se realizaron 196 millones de órdenes de compra online en el país, 20% más que en el 2020, con un ticket promedio que resultó 41% superior al del año anterior.

Este cambio en la conducta de compra significó para el comercio electrónico nacional una facturación de más de un billón y medio de pesos.

Sin duda, llevar la compraventa de insumos agrónomos a la virtualidad favorece la exposición y el acceso de productores de diferentes tamaños al mercado.

Hace un par de años en Estados Unidos se realizaron varios informes acerca de esta tendencia, apuntada al agro. Según un estudio realizado por McKinsey & Company, una empresa de consultoría de gestión global, los e-commerce de agronegocios generaron más de tres trillones de dólares en el año 2015, teniendo -en ese entonces- una fuerte proyección de crecimiento para los años siguientes.

Recientemente, Forrester Research, empresa estadounidense de investigación y asesoramiento, compartió un reporte demostrando que las ventas e-commerce del sector agro B2B fueron de u$s 1.2 trillones, reflejando un 14% del total de ventas B2B en el 2021.

Indudablemente hoy en día el shop online se ha implementado exitosamente en todas las industrias, desde retail hasta alimentos, tecnología y demás insumos. Era solo cuestión de tiempo hasta que el agronegocio se sume también a esta tendencia y muestre su versión moderna y digitalizada.

Fomentar la competitividad en cualquier industria es un indicio de una economía fructífera y la digitalización es una herramienta fundamental para lograrlo, y así vincular a los productores de distintos tamaños con mercados locales e internacionales, satisfacer la demanda de insumos, en un sector que es uno de los más importantes de Argentina, con más de 200.000 productores rurales cuyos establecimientos ocupan más de 86 millones de hectáreas.

(*) Guilherme Pereira: Head de Marketing y Planeamiento Estratégico de Orbia






Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores