Innovar con Ciencia de Datos e IA en el sector público

Escribe la Dra. Maria Vanina Martinez, Coordinadora del Programa de CDIA en la Fundación Sadosky

El Estado, en sus distintos ámbitos, utiliza cada vez más sistemas de información para realizar distintas tareas y servicios gubernamentales. Estos sistemas, la mayoría de ellos basados en datos, se utilizan para tomar decisiones sobre asignación de recursos, agilizar los procedimientos gubernamentales, y ayudar a las y los funcionarios nacionales, provinciales y municipales a tomar importantes decisiones en el ámbito social y legal.

A pesar de la importancia de estos usos y decisiones, muchas veces las personas que tienen la responsabilidad de pensar estos sistemas provienen de otras áreas del conocimiento y no tienen conocimientos técnicos para evaluar la calidad y la adecuación de los datos, los sistemas algorítmicos, sus capacidades y posibles consecuencias. Esto puede producir soluciones ineficientes, poco efectivas o incluso erróneas, por lo que es urgente que la administración pública cuente con una comprensión básica del uso gubernamental de datos y algoritmos.

Para abordar este escenario, la Fundación Sadosky presenta Hoja de ruta: Innovar con datos en el sector público. Este documento discute las posibilidades de iniciar, fortalecer o consolidar el uso de herramientas de Ciencias de Datos e Inteligencia Artificial (CDIA) en el marco de la Administración Pública.

A modo de guía, el objetivo principal es ofrecer una orientación inicial a las personas a cargo de formular, monitorear o gestionar políticas o servicios públicos, para que puedan aprovechar las ventajas y conocer los riesgos que presentan este tipo de tecnologías en la gestión pública. Además, procura establecer un marco práctico y accesible para el uso de herramientas estadísticas, CDIA en el diseño y la gestión de políticas públicas y en la prestación de servicios públicos. El proceso se lleva adelante presentando una serie de preguntas críticas básicas que cualquier funcionario o funcionaria debería hacerse al momento de embarcarse en un proyecto de innovación con datos.

El uso de CDIA permite sistematizar información, monitorear el rendimiento de los procesos de gestión, agilizar procedimientos, analizar impactos, reproducir y verificar resultados, brindar transparencia en la toma de decisiones, entre muchísimas otras aplicaciones. A su vez, los procesos de diseño y el desarrollo de sistemas de CDIA presentan un gran potencial de escalamiento e integración transversal de la Administración Pública en sus distintas jurisdicciones mediante la adopción, la transferencia y la formación adecuada.

Sin embargo, el uso de herramientas estandarizadas o la compra de herramientas prefabricadas por un equipo externo, carentes de un proceso consultivo e interdisciplinar que pueda pensar de manera integral el diseño o desarrollo propio, pueden generar tratamientos injustos y sesgados. Estos sesgos o problemas de implementación pueden llevar a la adquisición de un producto que no abone a solucionar el problema de fondo (social, económico, estructural) que se está intentando abordar.

La hoja de ruta propone abordar estas temáticas pensando en las políticas y servicios públicos, tanto en las dimensiones vinculadas a la propia gestión como al diseño y la implementación o la adquisición de las mismas. Como así también, presentar algunos disparadores para problematizar el uso de CDIA, fuentes de consulta y algunos consejos e interrogantes para profundizar sobre la calidad de los datos y el impacto de estas herramientas.

Las y los esperamos el lunes 14 de noviembre a las 10 AM en el Centro Cultural de la Ciencia. Pueden inscribirse en este link.

(*) Maria Vanina Martínez: Directora del Programa de Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial de la Fundación Sadosky; Doctora de Ciencias de la Computación e investigadora del CONICET.




Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores