Tecnología, uno de los 4 pilares para fortalecer las políticas educativas nacionales

El Ministerio de Educación de la Nación presentó cuatro iniciativas para garantizar el derecho pleno a una educación de calidad

Para garantizar el derecho pleno a una educación de calidad, el Ministerio de Educación de la Nación presentó cuatro iniciativas, entre las que se encuentra una nueva propuesta de Tecnología educativa. Las otras tres iniciativas son Justicia educativa, Formación docente y Educación superior, y en su conjunto se espera que lleguen al Congreso Nacional luego de un período de discusiones y consensos.

Previamente expuestas por el titular de la cartera educativa nacional, Nicolás Trotta, ante el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, en el marco del Consejo Económico y Social, las propuestas se presentaron en el marco de las jornadas federales denominadas “El 2030 como horizonte de transformaciones para la educación argentina”, que contaron con la participación del gabinete educativo nacional de forma virtual, y las ministras y ministros de las 24 jurisdicciones del país.



"Tras dos días de intensos debates, acordamos que la educación pospandemia debe profundizar las condiciones para el pleno ejercicio de su derecho. Para que eso ocurra, es importante que recuperemos los consensos establecidos a partir de la Ley de Educación Nacional y avancemos en los acuerdos necesarios para su cumplimiento", dijo Trotta.

"Es necesario reflejar en las nuevas propuestas el carácter federal de nuestro sistema educativo y abordar con precisión los desafíos estratégicos. Debemos poder dejar en claro, en esta normativa de carácter federal, cuáles son los grandes objetivos que tiene nuestro sistema educativo, cuáles son las realidades que pretendemos modificar y trazar claramente metas concretas de aquí a los próximos años que nos permitan de esa forma poner un horizonte de mejora constante", agregó.

Tecnología Educativa


El objetivo de la propuesta Tecnología educativa es dar respuesta a las desigualdades en el acceso a la conectividad, las computadoras y los recursos digitales, que multiplican los déficits de oportunidad de las familias más pobres. Por eso propone trabajar en el acceso a la conectividad y a la tecnología en los hogares de las y los estudiantes, como también garantizar el acceso al equipamiento y la infraestructura de las escuelas argentinas y la revisión de las prácticas de enseñanza.

Al concluir las Jornadas, las y los titulares de las carteras educativas de todo el país coincidieron en ampliar el documento de base con más datos sobre el punto de partida.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores